Toda empresa de éxito comprobado ha tenido sin duda que reinventarse continuamente para sobrevivir a los desafíos de los difíciles y competitivos mercados actuales; obedeciendo a cambios tales como nuevas preferencias de consumo, innovadoras tecnologías, nuevos competidores o mercados o simplemente porque era necesario avanzar para lograr su permanencia. Las políticas de producto y servicio de las empresas son el centro y objeto de su estrategia de marketing, y son un eje de su actuación como empresa,  estas políticas dan también un impulso a su capacidad de Visión estratégica para identificar nuevas oportunidades en el futuro inmediato; llevándolas a velar no solo por el desempeño de sus productos actuales, sino también  motivándolas a atender la continua  necesidad de diversificar sus portafolios de productos ajustándolos a los nuevos requerimientos y segmentación del mercado, creando y lanzando al mercado otros nuevos y reemplazando a  los que cumplen su ciclo de vida, generando además imágenes e identidades de marca sólidas y que sean referentes en sus categorías. El Gerente de Marketing de toda empresa está llamado a elaborar una correcta estrategia de  marketing  fundamentada en el “Know how” de  qué tipo de  producto o servicio puede ofertar  la empresa en los mercados existentes o alguno al que apunta a futuro para cubrir necesidades existentes o futuras; deberá incluir obviamente el análisis de precio y variables de mercado, sólo  teniendo en claro estas aristas le  será posible el perfeccionamiento de la  investigación y desarrollo de mercados, definición de política de inversiones y  financieras, el contingente humano  y su perfil , así también los sistemas de logística y distribución requeridos  para alcanzar ese objetivo trazado.