En la actualidad las organizaciones se encuentran  en un cambio de paradigma,  no basta el dominio ni el conocimiento de las competencias duras (experiencia, formación académica, etc) para poder adaptarse a entornos organizacionales, es indispensable que el personal desarrolle habilidades blandas que permitan adaptarse a un entorno más competitivo.  Las personas encargadas de dirigir personal deben tener la habilidad y la capacidad de poder gestionar emociones, conductas de los integrantes de la organización con el único propósito de gestionar de mejor forma el talento. Este curso  busca entrenar sobre las competencias más importantes para dirigir equipos (Coaching, Liderazgo)